Etiquetas

miércoles, 27 de abril de 2016

SOY TAN DIMINUTO


Que culpa tengo de ver las cosas como las veo,
si al abrir los ojos respiré un poco del mundo entero,
no soy producto de lo que quiero,
ni pretendo ser ejemplo de los más pequeños,
no me esfuerzo por querer agradarle a alguien,
no espero demostrarle nada a nadie.
Es así como he ido adoptando una filosofía de vida,
mientras intento por terminar de comprender el sendero.

Pero apareciste tú en ojos ajenos,
si antes no tenías un rostro para hablarte
te presentaste en la belleza de tu semejanza,
como mejor herramienta y estrategia
para que te conociera.

Sus palabras compartidas te llevan,
son caricias para el alma
que te traen consigo todo el tiempo,
y todo eso en lo que yo creía…
contigo soy otro.

En mi silencio, en mi secreto,
me desconozco, caigo rendido
y apenas comprendo que pasa conmigo,
estoy dejando de ser el mismo,
por momentos se me es tan difícil,
no es fácil darle la bienvenida a algo nuevo,
a algo tan fuerte.

De pronto nada de lo que creía que conocía tiene sentido,
tomar su mano me hace sentirme a salvo contigo,
me hace ir con los ojos vendados,
porque por ella a través de ti
he conocido lo que realmente es el amor.

A ti se te suma
y a mí se me resta.
Soy tan diminuto,
como el paso de mi vida por la Tierra.

Gianpaolo Sotomora Caridi
Abril 28, 2016 Italia.

foto

foto